Posteado por: Don Quejoso | diciembre 23, 2008

23 de diciembre

grinch1Quitaste la hojita del calendario… y pues si, ya se llegó la fecha. Mañana es la tradicional cena de navidad, y te sientes acorralado. No tienes para donde hacerte. Te sientas a la orilla de la cama para pensar. Buscas algún pretexto para decirle a tu familia que no irás… pero no, no hay.

Es difícil encontrar pretextos de trabajo para no asistir a la cena de navidad (y de hecho ya lo has intentado dos veces sin éxito), y pues tu principal fuente de pretextos -la familia- no puede ser utilizada en esta ocasión. ¿¿Para donde hacerse??.

Te analizas un poquito y te sumerges en imágenes que salen de tu memoria. Antes te gustaba la navidad ¿qué pasó?. Antes, cuando niño, pasabas los últimos 2 meses pensando en la navidad, en los regalos… Cuando adolescente te gustaba la oportunidad de tomarte una copita a escondidas de tu papá, salir a la calle a encender todo tipo de artificios que dejaban la atmósfera llena del inconfundible aroma de la pólvora. Saludabas a tus primos y jugabas a cosas que estaban justo en la raya que divide la niñez de la edad adulta…. y así, con la añoranza que acabaste de saborear te sorprendes de nuevo en el día de hoy. El espejo de la cómoda te refleja tu cara caída. ¿Quien es ese?. Ciertamente algo pasó. ¿Qué fue lo que pasó?

Te convertiste en Grinch. Ya no anhelas la navidad como antes, sino al contrario. Deseas que todo esto pase rápido y sin dolor. Sabes que tendrás que saludar a parientes que se supone que tienes que querer pero nomás no se te da. Sabes que tendrás que reirte de los mismos chistes de siempre que te cuenta el mismo tío de siempre. Sabes que tendrás que abrazar a todos y que el abuelo a veces huele a pedo rancio. Ya no sabes si la tía cada vez está más gorda o es que simplemente su ropa ya no estira más. Todos hablan del pavo, qué delicioso está el relleno, que rica la ensalada de coditos…

Pero eso que acabas de observar y que describiste con tanto desinterés antes lo disfrutabas mucho. ¿Qué fue lo que pasó?. Antes te encantaba saludar a todos porque sabías que entre ese mar de manos te encontrarías con las del tío que te daba un billetito a la discre. Te encantaban los chistes aunque fueran repetidos. ¡Hasta tú llegaste a contar varios!. Jugabas a piedra-papel-o-tijera con tu primo para ver quién era el que saludaría primero al abuelo y te burlabas a sus espaldas porque era él el que se tenía que sorber sus aromas. Antes era lo mismo que ahora, pero antes lo disfrutabas. ¿Qué fue lo que pasó?

Sin tratar de responder esa pregunta (porque de antemano sabes la respuesta) y viéndote aún al espejo, calificas la influencia del tiempo en tí y te preguntas qué harás esta navidad… tienes opción de sumirte más en tu grinchismo o empezar a sacudirte esa antipatía pegajosa para tratar de disfrutar esta y las siguientes reuniones familiares.

Y como siempre, sólo depende de tí.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: